El Casio GX-56 desata la locura en Singapur


Todos sabemos que Asia (junto con Estados Unidos) es uno de los sitios en todo el planeta donde hay más incondicionales a los G-Shock por kilómetro cuadrado. Pero lo que ha ocurrido estos días más que de afición raya la desesperación. Casio lanzó allí, como una edición especial, el GX-56 en variante invertida, en concreto el G-Shock GX-56BB, con la intención de celebrar el 50 aniversario de las fuerzas armadas de Singapur. El reloj, con una personalización en la correa de tipo camuflaje tecnológico (o "camuflaje pixelizado", que tanto se lleva ahora, por cierto), se conocía con el apodo de NS50 ("National Service 50"). Por si no lo sabéis, este tipo de camuflaje (en la realidad y cuando se usa en vehículos militares, claro, el del reloj de Casio era solo una imitación) dicen que es útil para que la cada vez más presente tecnología de escáneres y sensores ópticos no puedan fijar los objetivos, aunque éste es un punto que se discute desde hace tiempo en los entornos militares. Aún así se hizo muy famoso porque China lo utiliza masivamente en sus vehículos de combate.

El reloj se anunció el pasado día 27 de julio, jueves, para salir a la venta el viernes siguiente en las tiendas oficiales de la marca, G-Factory. Nada más anunciarlo, llovieron demandas a Casio de interesados en saber cual sería su precio, pero la marca no dio información alguna hasta las diez de la mañana del día siguiente, cuando apareció en los escaparates a un precio de 269 $.




La cosa llegó a tales extremos que se emitió una orden a las tiendas para que solo vendieran un único reloj por persona, o sea, que lo racionaron como si fuera gasolina en plena crisis del petróleo de principios de los setenta. Nos puede parecer absurdo visto desde aquí, pero esto nos da una idea de a qué extremos de locura llegan algunos con G-Shock.

Ahí no acabó todo, algunas de las tiendas (Punggol Waterway Point, Tampines Mall, y otras) los acabaron -cómo no-, y Casio decidió enviar un aviso a través de las redes sociales para decirles a la gente que dejaran de acudir que ya habían terminado las existencias, y entonces empezó a bullir un creciente mercado negro. Según algunos medios locales, empezó vendiéndose (o, mejor dicho, revendiéndose) por unos 400 $, pero llegó a tales extremos que se llegó a unos precios excesivos, de hecho dicen que había vendedores ofreciéndolos por la asombrosa cifra de casi 3.000 $. Ahora hay quien lo vende a un precio de 2.699 $. Viendo esto, no es extraño que Casio crea -y de hecho, ocurre- que puede vender un Frogman por 1.000 $, o un Mudmaster por 800 $. No solo puede, sino que se los compran.

El reloj es bonito, no deja de ser un GX-56, pero la verdad, yo no veo que sea tan, tan impactante ni impresionante como para desatar semejante ansiedad, pero, evidentemente, hay muchos que no piensan como yo. Así las cosas, me parece a mí que tendremos versiones militares de G-Shock para muchos años. ¡Ah! Y es digital, a ver si Casio tiene eso en cuenta.


| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

3 comentarios:

  1. En el sudeste asiático se ven muchos G-Shock, tanto por su número como por lo que destacan en las finas muñecas asiáticas. Los llevan hombre, mujeres, chicas jóvenes, etc. La verdad que se ven muy plasticosos y poco elegantes.

    ResponderEliminar
  2. El GX56 siempre me gustó por estética y construcción. En su momento no pude conseguir un GXW-56 a buen precio, así que lo dejé pasar.

    En cuanto a la noticia, yo creo que es más por pura especulación, que por entusiasmo. Pensaba que sería un error con los dólares de Singapur, pero 2600 SG$, son casi 2000 US$. Vale que es un reloj estupendo, pero es más de lo que cuesta un Omega de los baratitos.

    ResponderEliminar
  3. No me parece para tanto esta versión de la tanqueta, pero si al final Casio ve que puede vender bien modelos específicos a públicos específicos, se podrían plantear sacar un Marlin digital para el mercado occidental.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Sheen

Sheen en Japón acaba de presentar también su nuevo catálogo otoño/invierno, en donde destaca una presencia en la portada de uno de sus mode...